Mal servicio y deficiencia continúa en IMSS: Canacintra

A pesar del cambio de gobierno el Instituto Mexicano del Seguro Social mantiene sus prácticas deficientes en el servicio que presta a sus derechohabientes y la insensibilidad de su personal al grado de poner en riesgo la vida de las personas, señaló Alejandro Jara Soria.

Estas situaciones han sido denunciadas en diversas ocasiones por el presidente de la Cámara Nacional de la industria de Transformación de Ensenada (Canacintra) a quien en esta ocasión le tocó vivirlo en carne propia.

El empresario también es derechohabiente del IMSS en Ensenada, pero por su trabajo tiene que viajar frecuentemente al resto de las ciudades de la entidad incluyendo Tijuana en donde el pasado martes sufrió un problema cardiaco de gravedad.

Narra que por sus propios medios acudió a la Clínica 20 de aquella ciudad fronteriza en donde tuvo que esperar horas debido a la saturación, pero finalmente fue atendido por los médicos quienes recomendaron hacerle una cirugía –angioplastía- para restaurar el flujo de sangre en sus arterias.

Sin embargo, luego del proceso de revisión los especialistas suspendieron la intervención quirúrgica debido a que Jara Soria les informó que su afiliación pertenece a la ciudad de Ensenada.

A pesar de la gravedad del problema, las autoridades de la Clínica 20 de Tijuana esperaron hasta el viernes 17 para trasladarlo a Ensenada, pero además de la tardanza, en la misma ambulancia subieron a otra paciente para retornarla a Ensenada, reporta el presidente de Canacintra desde su cama de hospital.

La otra paciente había sido atendida en Tijuana debido a que en Ensenada donde tiene su afiliación, tenía 9 días esperando a que le practicaran una angioplastia, pero no la atendieron porque el especialista estaba de vacaciones, señaló Jara Soria, justo cuando esperaba el momento para ser intervenido.

La situación, señaló, denota un caos en la operación y administración del IMSS en todo el estado, al grado de que las consecuencias no solamente constituyen una molestia para los derechohabientes, sino que ponen en peligro sus vidas por la falta de una adecuada administración y carencia de recursos para operar eficientemente, “a pesar de que para cobrar si son buenos.”

El dirigente exhortó a patrones y derechohabientes a denunciar las fallas de la institución ya que fue creada para garantizar el derecho a la salud de los trabajadores, pero esa obligación debe ser expedita, eficiente, con calidad, con calidez y sin poner en riesgo la salud de los derechohabientes. FOTO: Archivo

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.