Bonilla traiciona sus promesas: Canacintra

La Cámara Nacional de la Industria de Transformación-Ensenada (Canacintra), condena el incremento de la sobre tasa del Impuesto a la Nómina y la creación de nuevos gravámenes que afectan a la industria y frenan la economía, afirmó Alejandro Jara Soria.

El presidente de Cancintra dijo que en nada ayuda a la credibilidad del nuevo gobierno encabezado por Jaime Bonilla Valdez, traicionar sus propias promesas de campaña en la que aseguraba que resolvería los problemas del estado sin incrementar los impuestos ni contraer nuevos adeudos.

Jara Soria condenó la actitud de los diputados locales que aprobaron los incrementos y los nuevos impuestos, sobre todo por haberlo hecho a través de un “madruguete legislativo” en lo oscurito y en la ilegalidad, como viles delincuentes que entran a robar por la noche a las casas de las familias.

“A todas luces se trató de un proceso irregular que no siguió con el procedimiento legislativo en una sesión extraordinaria en la que se pasaron por alto a las comisiones correspondientes, sus propios órganos internos, sin incluir los puntos de incrementos, ni la creación de nuevos impuestos en el orden del día”, señaló el dirigente.

Los legisladores locales de Morena, indicó, aprobaron modificaciones en la Ley de Hacienda Pública para elevar la sobretasa del 0.63% al 1.20%, -casi el doble de la actual- sobre el 1.80% del Impuesto Sobre Remuneraciones al Trabajo Personal, lo que lesiona gravemente la economía de las empresas.

Además, en un ejercicio abusivo de poder, crearon nuevos gravámenes a los combustibles, hoteles, moteles, casas de empeño y plataformas digitales de hospedaje, que, si bien son sus facultades, lo hicieron a espaldas del pueblo y sin consultas previas al sector empresarial organizado.

Los legisladores aprobaron un aumento de 5% sobre la base gravable de la venta del gas natural o derivados; 2.5% sobre la venta de gasolina o derivados del petróleo; un nuevo impuesto de 5% a las plataformas de hospedaje; 5 y 7% a hoteles y moteles en el estado y, un nuevo impuesto del 20% a las ventas de productos en las casas de empeño.

Lo anterior se suma al reciente incremento que la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (Cespe) llevó a cabo como medio para resolver sus problemas financieros, sin la previa aprobación de su Consejo de Administración y sin antes haber hecho un ejercicio de eficiencia administrativa, financiera y operativa, subrayó.

Antes de cargarle a los ciudadanos los costos de malas administraciones, consideró el dirigente de los industriales, se debe hacer una revisión minuciosa de las nóminas, el gasto corriente y operativo del gobierno estatal.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.