Sinaloa: operación fallida…por burocracia

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, admitió por la mañana en conferencia de prensa que no se logró la detención de Ovidio Guzmán, supuesto hijo de Joaquín Guzmán Loera, ‘El Chapo’, por falta de una orden de aprehensión.

Aceptó que el documento de captura no se obtuvo en el tiempo planeado por el estado fallido del país, generado por la corrupción de varios años en la burocracia.

El personal (militar) ya estaban en la casa del personaje, es decir Ovidio Gúzman, cuando ocurrían las acciones violentas en la ciudad, por esto se optó por retirar a los equipos (castrenses), así evitar que se presentaron este tipo de situaciones.

“Formalmente no hubo detención porque esto implica un procedimiento”, mencionó.

Luis Crecencio Sandoval, secretario de Sedena, mencionó que la operación inició alrededor de las 15:45 horas y concluyó a eso de las 17:30 horas, tiempo en que los efectivos castrenses resguardaron a Ovidio Guzmán en su domicilio.

El mando militar insistió que los efectivos tomaron una decisión precipitada y que por esto se iniciaría una investigación para deslindar responsabilidades.

En los hechos violentos del jueves en Sinaloa, mencionó se contabilizaron alrededor de 200 pistoleros y que las instalaciones militares también fueron agredidas.

El secretario de Seguridad Pública del Estado informó que se presentó un motín en penal en el penal estatal, y las personas privadas de la libertad se “llevaron” a cinco custodios al tiempo que los despojaron de cinco armas largas y dos cortas.

Indicó que los hombres amotinados agredieron a personal de la puerta del penal, 55 se fugaron, de esos cuatro fueron reaprehendidos en ese momento, y otros dos momentos después, por lo que sumaron 49 reos los que lograron escapar.

FOTO: Tomada de la red.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.