Conmemoran descubrimiento de Ensenada

Con el izamiento y entonación del himno nacional de México, España, Portugal y Estados Unidos, así como con la develación de una Placa en el Monumento a Juan Rodríguez Cabrillo, el Gobierno Municipal conmemoró el CDLXXVII Aniversario del Descubrimiento de Ensenada.

En el acto protocolario desarrollado en el jardín del emblemático Centro Social, Cívico y Cultural Riviera de Ensenada, el consejero cronista de la Región del Vino, Luis Mario Lamadrid Moreno recordó la memoria y rindió  homenaje a Rodríguez Cabrillo, explorador que descubrió la Bahía de San Mateo, hoy llamada Ensenada.

“Hoy nuevamente nos encontramos aquí para recordar la memoria y rendir justo homenaje al personaje que mejor representa a la expansión de la nueva España y la fe cristiana: Juan Rodríguez Cabrillo, comandante de la  primera expedición exploradora que llegó a estas, las más alejadas tierras de la Nueva España”, relató.

Lamadrid Moreno aseguró que durante muchos años se creyó sin fundamento demostrativo que la primera generación de conquistadores, de la que formaba parte Rodríguez Cabrillo, procedía de Portugal, otorgándole al explorador esa nacionalidad.

“Hasta que se corroboró su origen andaluz, gracias a profundas y acuciosas investigaciones, que diversos estudiosos de la historia, destacando el inolvidable Walter Meade, el ilustre ensenadense Carlos Lazcano Sagahún y la investigadora Wendy Kramer, quienes finalmente lograron descifrar el grave misterio de su origen y nacionalidad”, recalcó.

Manifestó que Juan Rodríguez Cabrillo, “jamás podía imaginar la trascendencia de su expedición. Tuvieron que pasar 60 años para que otro explorador navegante repitiera la hazaña y este sí fue quien rebautizara como la Ensenada de Todos los Santos”.

Agregó que la región no tuvo ningún cambio, que tuvieron que pasar casi dos siglos para que surgiera una pequeña población que fijara su residencia en estos entornos y de alguna manera compartiera su vida con las seminómadas  familias indígena que ya se mantenían en proceso de integración  de usos, costumbres, detalles culturales y religiosos con los nuevos habitantes.

Luis Mario Lamadrid detalló que fue hasta las postrimerías del siglo XIX cuando al fin surge como pueblo, puerto, aduana marítima y después ciudad, la Ensenada que dejó de ser un rancho sin cambiar su nombre.

“Ya quedó como Ensenada de Todos Los Santos. Como ciudad, Ensenada entró con el pie derecho, ya que de inmediato fue designada como capital del Distrito Norte del Territorio de la Baja California y así empezó su colonización y vertiginoso desarrollo”, subrayó.

FOTO: Cortesía.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.