El boxeador ensenadense Max Flores se convirtió anoche en campeón del mundo de la IBO en peso mosca, al vencer en Filipinas a Carlos Peñalosa por decisión dividida.

Rafa Guzmán, entrenador de Flores, indicó mediante vía telefónica que Peñalosa sufrió un corte en una ceja y su esquina quiso parar la pelea en varias ocasiones, aunque sin contar con la revisión médica, por lo que se pidió la intervención del doctor.

Finalmente se fueron a las tarjetas tras siete rounds, decretándose la corona del mundo para el boxeador porteño, quien mañana viajará de regreso a México.

FOTO: Cortesía Podio Media Mx.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.